Hayedo de la Pedrosa

El hayedo encantado

Riofrío de Riaza alberga el Hayedo de la Pedrosa, un espacio natural de 1.930 hectáreas que linda con la provincia de Guadalajara y que, cada otoño, atrae a cientos de personas incitadas por su espectacular belleza

Sin duda es uno de los espectáculos naturales más bellos de la provincia. En el término municipal de Riofrío de Riaza, lindando con Guadalajara, se encuentra el Hayedo de la Pedrosa, un espacio de 1.030 hectáreas, sito en la Sierra de Ayllón. Cada otoño, este ‘bosque encantado’ se tiñe de oro y una alfombra de hojas reúne, los fines de semanas, a cientos de personas que acuden al lugar para contemplar la grandeza de la naturaleza.

Este bosque de hayas es uno de los más meridionales del mundo y, explican los expertos, sobrevive refugiado en los sectores de mayor humedad edáfica que propicia el sustrato de cuarcita sobre el que se asiente ante las adversas condiciones climatológicas, con veranos relativamente secos..

Fuentes del Gobierno regional detallaron que el 22 de mayo de 1992 el Boletín Oficial de Castilla y León publicó una orden de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de iniciación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio de Hayedo de Riofrío. Además, acompañando las hayas, se encuentran ejemplares de roble, avellanos, servales y acebo.

Respecto a la fauna, dentro de este espacio, se pueden contemplar numerosas especies de interés como el gavilán, alcotán o, entre otras, el buitre leonado. Entre los mamíferos que habitan el hayedo figuran el tejón, zorro, gato montés, el jabalí y el corzo. El hayedo es el hábitat de otras especies como la lagartija roqueda y la ibérica, el tritón jaspeado, el sapo común y la rana común. Por último la fauna ictícola está representada por la trucha y el barbo.

Un relato sobre el hayedo describe así la singularidad de este espacio: “de gran belleza, donde las fuentes pendientes, descarnadas de vegetación y aflorando la cuarcita contrastan con la cobertura arbórea y arbustiva, de variado colorido estacional merced a la presencia del haya y el rebollo, junto a las corrientes de agua que contribuyen a enriquecer desde el punto de vista paisajístico este espacio natural”.

Una versión histórica..

Ordenanzas y relatos históricos. La importancia que en el pasado tuvo el Hayedo de la Pedrosa queda patente en los archivos históricos. Durante siglos la madera de estos árboles fue utilizada para la fabricación de muebles y la elaboración artesanal de otros utensilios. En el municipio de Riofrío de Riaza, al que pertenece, la mayor parte de las economías familiares tenían su base en este bosque encantado. Sin embargo, a partir de 1960, y en aras de favorecer su conservación, se prohibió el corte de las ramas y troncos de los ejemplares que habitaban en el entramado arbóreo, una actuación que repercutió en la recesión del sector mobiliario en la zona. Los documentos históricos describen que las hayas no se localizaban exclusivamente en este lugar. La villa de Riaza también las albergaba en sus montes. Para controlar este recurso natural, durante siglos, se tomaron distintas medidas. Así, según explica el historiador Juan Antonio Cerezo Estremera [autor del libro ‘Historia de la Villa de Riaza desde sus orígenes hasta el siglo XVIII], los gobernantes impulsaron una regulación del uso de los ejemplares, muchos de ellos centenarios. Un ejemplo lo encontramos en las Ordenanzas de 1572 cuya principal misión, recoge el escritor, es la protección de los terrenos comunales y propios de la villa. Para ello, en la época del monarca Felipe II “cortar hayas sin autorización estaba castigado con una multa de 1.000 maravedíes si la operación se efectuase de día y el doble de noche”. Además, aquel que cortara una rama sería penado con 200 maravedíes y pagaría 400 el que cortase un roble.

Entre otros apuntes, los libros de historia hacen mención a diversas especies animales que utilizaron este frondoso bosque como hábitat. Entre otros allí se podían encontrar habitualmente ejemplares de lobos y osos. La última referencia a estos últimos se recoge en un archivo de 1547 aunque, probablemente, desaparecieran muchos años después.

Hemeroteca EL ADELANTADO.COM

 
<Volver a ENTORNO
A %d blogueros les gusta esto: