Iglesia de San Miguel Arcángel

La IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL de Riofrío de Riaza es un templo de origen romántico, reformado en épocas sucesivas hasta ser restaurado recientemente. Consta de una sola nave rematada por cabecera semicircular con la torre adosada a los pies.

Se accede a través desde el lado sur a través de una puerta hecha con sillares de piedra gris, protegida por un atrio. Presenta planta de cruz latina, aunque resulta evidente que la cabecera es más antigua y que originalmente la nave fue rectangular. La nave actual es austera y se tiene cubierta de madera recientemente renovada, sus paredes se adornan con algunos elementos del antiguo retablo barroco, con un Cristo procesional y con un viacrucis moderno.

El “crucero” se cubre con la continuación de la cubierta de la nave. En la capilla del lado del Evangelio se encuentra el vaso de la pila romántica y algunas imágenes entre las que destacan el Niño de la Bola y la Virgen del Rosario. En la capilla del lado de la Epístola encontramos la imagen de San Roque, protector contra las epidemias, y un Cristo crucificado que posiblemente se de gran antigüedad, de estilo gótico, formaba parte de un Calvario. Las imágenes de la Virgen y San Juan se llevaron a la catedral de Segovia.


La cabecera, gracias a las reformas, es una de las más originales de la comarca. El arco triunfal apuntado es de piedra reforzada con ladrillos, se apoya en una imposta sin decoración que recorre toda la cabecera y es el apoyo de las bóvedas. El tramo recto del presbiterio se cubre con bóveda de medio cañón apuntado y el ábside semicircular con bóveda de horno, apuntada también. Aunque la ausencia de decoración es total, este tipo de estructuras son características en la zona del romántico muy tardío, ya en transición al gótico. En el lado de la Epístola (sur) se abre la puerta de la sacristía. Aparecen en el presbiterio otros fragmentos del retablo barroco y la imagen de San Miguel Arcángel, posiblemente del siglo XVIII. En el suelo del tramo recto podemos ver una losa sepulcral con la inscripción: “Aquí está sepultado el Licenciado Francisco Calvo indigno sacerdote y cura de esta iglesia. Falleció año de 1701 ADFNOE”.


En el exterior, sobre el ábside, se construyó un cuerpo de planta circular que recuerda a alguno de los palomares tan frecuentes en la comarca. Un gran contrafuerte se dispone en la mitad del ábside y se observan ménsulas de piedra que sustentaban una estructura ya perdida. A la torre se accede por el interior, desde el muro oeste. Consta de tres cuerpos y está construida en mampostería con piedra labrada en esquinas y vanos en el segundo cuerpo se abren dos arcos rebajados, ahora cegados y en el superior, los arcos que albergan las campanas.

<Volver a ARTE
A %d blogueros les gusta esto: