De viaje para votar – Elecciones 22M

Para mayoría de empadronados en Riofrío de Riaza se desplazaron desde Madrid para ejercer su derecho a votar.

Aunque pueda resultar una perogrullada decir que en todas las elecciones municipales se convoca a los vecinos de un municipio para elegir a su alcalde, en Riofrío de Riaza merece la pena insistir en este hecho, ya que los comicios se han convertido en un potente imán capaz de atraer a este bello pueblo, el de mayor altitud de la provincia, a sus empadronados. Así, cada jornada electoral se torna en una gran reunión, casi una fiesta, de los hijos de Riofrío de Riaza, la mayoría de los cuales ya no vive allí. “Casi todos son personas mayores que viven en Madrid”, explicaba ayer el alcalde, Luis García, alcalde por el PP desde hace una década que continuará ejerciendo el cargo al menos otros cuatro años. “En cualquier caso, el futuro del pueblo está garantizado”, agregaba el regidor, no sin antes reconocer que aunque en la última década el número de residentes ha caído de forma drástica —durante varios inviernos únicamente permanecieron allí dos personas—, Riofrío de Riaza ha iniciado un rejuvenecimiento con la llegada de su esposa y sus vástagos. “En agosto del año pasado, me cogí a mi mujer y a mis tres hijos y nos vinimos de Madrid a vivir aquí, en el hotel rural que hemos construido. Así que hay cinco habitantes más”, explicaba García, a lo que Agapito Serrano, vocal segundo en la mesa electoral, replicaba advirtiendo que ese hecho ha supuesto, en un solo año, triplicar el número de personas residentes.

Las calles, habitualmente desiertas, pudieron ver ayer a muchos de los naturales de pueblo, llegados expresamente de Madrid para votar. Pero esta animación no fue óbice para que en la mesa electoral reinara la tranquilidad. Su presidente, Carlos Sanz, que también vive en la capital, se llevó el ordenador portátil, para distraerse un poco. A su lado, el vocal primero, Fernando Javier García, otro “madrileño”, también miraba la pantalla. Y el vocal segundo explicaba que el trío comería, por turnos, cada uno en su casa.

En Riofrío de Riaza, las cosas se toman con calma. A las 11,00, hora en que el panadero de Riaza entró tocando el claxon en la Plaza, únicamente tres personas habían votado. En una mañana soleada, casi todas las personas con derecho a voto esperaron a después de la misa para acudir al Ayuntamiento. Allí se encontraron con una papeleta en la que aparecían, bajo las siglas del PP, tres nombres, encabezados por el del alcalde, García, y bajo el logotipo del PSOE, un nombre, Eduardo Martín, considerado como “un paracaidista” en el pueblo. Al final, el censo optó “masivamente” por el PP. El PSOE no sumó ni un voto.

“Aquí no ha habido mítines”, declara García. “Las cosas caen por su propio peso; todo el mundo sabe las obras que son necesarias”, agrega. Para la próxima legislatura, él quiere pavimentar varias calles, renovar las canalizaciones de agua, mejorar el alumbrado público y reformar el Ayuntamiento.

“Con lo que se ha construido en los últimos años, el pueblo está nuevo”, manifiesta Serrano. Y con esta y otras conversaciones se fue pasando la jornada electoral en Riofrío de Riaza, a la espera del cierre de las urnas. ¡Ah!, y con el alcalde insistiendo en que esta semana merece la pena ir a visitar el Hayedo, que está “espectacular”.

Guillermo Herrero

Noticia publicada en el El Adelantado de Segovia el 23/5/2011