La nieve impide ir a clase a 307 niños y a varios médicos a sus consultas

La Junta mantuvo activado en la provincia el Plan de Protección Civil de Castilla y León (Plancal), en su nivel 1 de gravedad, desde las once de la mañana hasta las ocho de la noche
P. Bravo – Segovia

La nieve alargó un día más el puente festivo para un grupo de 307 escolares de la provincia que ayer no pudo acudir a clase, bloqueó 300 camiones en Boceguillas, e impidió que varios médicos rurales llegaran a sus consultas. Estas son algunas de las consecuencias de la nevada registrada ayer que impulsó al delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Luciano Municio, a mantener durante cerca de nueve horas formalmente activado el Plan de Protección Civil de Castilla y León (Plancal), en su nivel 1 de gravedad.

Varias zonas de la provincia recibían de madrugada una nevada, la tercera del otoño, que creó importantes dificultades en el transporte por carretera. Las condiciones meteorológicas incidieron negativamente en el transporte escolar, ya que obligaron a suspender 18 rutas, y regalaron un día más de descanso a 307 niños.

Según ha informado la Dirección Provincial de Educación, las rutas afectadas son las que trasladan estudiantes desde 59 localidades distintas a centros educativos de Primaria y Secundaria de La Granja de San Ildefonso, Prádena, Ayllón, Riaza, Boceguillas, Santa María la Real de Nieva, Martín Muñoz de las Posadas, Villacastín, El Espinar y Torrecaballeros.

En relación a la asistencia sanitaria, la Gerencia de Área de Salud informó que todos los centros de salud de la provincia funcionaron con normalidad, aunque en algunos puntos se ha suspendió la consulta médica en la jornada de ayer, porque el facultativo no pudo llegar hasta estas localidades. Fue el caso de las consultas ubicadas en los municipios de Santo Tomé del Puerto, Maello, Madrigal, Villacorta, Becerril, Seguera del Fresno, Barahona, Ochando y Hoyuelos. Mientras, el Hospital General no registró ninguna incidencia y se pudieron realizar todas las rutas de hemodiálisis y rehabilitación.

Para los transportistas no fue una jornada fácil. Desde primera hora de la mañana hasta el mediodía el paso de camiones permaneció cortado para vehículos pesados y articulados en al menos en seis importantes vías. A las 13 horas se levantaba la restricción en la autovía del norte A-1, una hora antes se hacía en la N-110, donde se había impedido el paso por 90 kilómetros de vía través de la provincia de Segovia, en la AP-6, AP-61 y AP-51 y en la N-VI. Las restricciones provocaron el embolsamiento de 325 camiones en el área de servicio de la A-1, en Boceguillas. Además, para el resto de vehículos hubo diez tramos en los que la nieve y la niebla condicionaron la conducción. A primera hora fue necesario usar cadenas en el acceso a La Pinilla y en El Espinar en la zona limítrofe con la provincia de Ávila.

Por el contrario, al acabar el día las incidencias se habían reducido y a las ocho de la noche el delegado de la Junta, Luciano Municio declaró el fin de la emergencia y desactivó el Plancal. A esa hora en la Red Autonómica de Carreteras, sólo se mantenía la necesidad de utilizar cadenas en un tramo de la SG-112, entre los puntos kilométricos 5,92 y 13,3, de Riofrío de Riaza al límite con la Comunidad de Castilla La Mancha.

“Importantes nevadas” hoy en Segovia

La Junta de Castilla y León alertó ayer de que durante la jornada de hoy se producirán “importantes nevadas” en las provincias de Burgos, Ávila, León, Palencia, Segovia y Soria. Burgos será la provincia más afectada y se esperan nevadas durante la jornada del miércoles, donde la cota de nieve se situará entre los 400 y 600 metros. Las temperaturas mínimas también sufrirán un moderado descenso y se intensificarán las heladas principalmente en las zonas montañosas del este de la provincia.

Otras provincias que continuarán viéndose afectadas mañana por las nevadas son Ávila, León, la mitad norte de la provincia de Palencia, Segovia y Soria. En ellas, la cota de nieve descenderá hasta alcanzar los 400 ó 600 metros y las temperaturas mínimas sufrirán un notable descenso, por lo que se prevén heladas de forma generalizada.

Ante esta situación, el Gobierno regional recomienda a todos los ciudadanos que eviten los desplazamientos por carretera a no ser que sean necesarios. En estos casos, se aconseja extremar las precauciones, asegurarse de llevar cadenas e informarse de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige. En caso de emergencia, aconsejan telefonear inmediatamente al teléfono 112.

Noticia publicada en EL ADELANTADO.com el día 10-12-2008
A %d blogueros les gusta esto: