El verano hace revivir los pueblos al borde de la despoblación

Pueblos como Riahuelas, Castiltierra, Alconadilla o Riofrío de Riaza multiplican su población a pesar de la escasez de servicios que disponen.

La llegada de los meses más cálidos propicia que los pueblos de la provincia, algunos de los cuales están al borde de la despoblación, multipliquen su número de residentes. Así ocurre en pequeños núcleos como Riahuelas, Castiltierra, Alconadilla o Riofrío de Riaza, en los que durante el invierno se puede contar su número de vecinos con los dedos de una mano y ahora, en el ecuador de agosto, recobran una actividad que perdurará hasta que el otoño llame a las puertas. Pero el dinamismo estival de estos pueblos no puede esconder la escasez de servicios públicos que disponen, frecuente motivo de queja por parte los pobladores estacionales, que demandan al Ayuntamiento correspondiente diversas mejoras que resultan inasumibles para las escuálidas arcas municipales.

[…]

agapito-y-antonioRIOFRÍO DE RIAZA. Famosas fueron antaño las patatas de Riofrío de Riaza, hoy prácticamente desaparecidas. Tampoco se hace ya el carbón que generaba ingresos para el vecindario. Y casi ni ganado hay ya en este pueblo, el de mayor altitud de la provincia de Segovia.

“La gente joven prefiere no quedarse aquí, quiere irse a la capital”, señalan al unísono Agapito Serrano y Antonio García, los dos únicos vecinos (ambos solteros) que tienen la valentía de pasar los meses fríos en el pueblo. A Antonio, el lobo le mató ocho ovejas en febrero, y barrunta que no será la última vez.

Riofrío de Riaza, aunque tiene Ayuntamiento propio, depende de Riaza para casi todo. Eso sí, sus vecinos agradecen que el panadero no se haya rendido y siga subiendo allí todos los días. “Esto es duro, menos mal que nosotros dos nos llevamos bien”, dice Agapito mirando a Antonio.

En Riofrío, la situación cambia en julio, mes en el que hay 30  personas. En agosto serán 80 y luego, tras San Miguel, vuelta al silencio.

José Albarrán

JOSÉ ALBARRÁN, RIOFRÍO DE RIAZA
“Pasar el invierno en un pueblo como Riofrío de Riaza es muy duro. El año pasado, dos zorras andaban por el pueblo a sus anchas, sin espantarse ni nada. Como prácticamente no queda nadie viviendo en esos meses, yo decidí irme a Madrid, y vengo los fines de semana, que es cuando hay aquí actividad”.

.

.

Noticia publicada en El Adelantado de Segovia el 14 de agosto de 2007

Noticia completa en las páginas 6 y 7

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: